Jirafa entre la vegetación de la Reserva de Fathala - Senegal
Jirafa entre la vegetación de la Reserva de Fathala - Senegal

Visita a la Reserva de Fathala en Senegal

En nuestro camino de vuelta hacia Gambia y tras nuestra fugaz visita a Toubakouta y el Delta del Saloum, paramos en la Reserva de Fathala.  Esta reserva está también en Senegal, a unos 10Km del paso fronterizo que separa este país de Gambia. Hicimos un “Safari fotográfico” de unas 3 horas aproximadamente; en el que podríamos ver algunos de los animales que allí tienen (girafas, rinoceronte blanco, búfalo afticano, antilopes…) ya que según alguna web.

La reserva Fathala es hoy en día el único lugar en el mundo donde puedes ver fácilmente los antílopes gigantes occidentales...

En la propia web de la reserva podemos leer lo siguiente:

Is an area that consists of 6000 hectares of original and protected forest. You have the opportunity to visit the original stretch of the African wilderness. In this reserve, you can enjoy the natural environment of the bush in its original condition. Visit our cafeteria and visitor centre for scrumptious meals and refreshments while watching the diverse birdlife. Come and see how the Fatala Wildlife Reserve made a success of saving the rarest and the most beautiful of all antelopes from extinction: The Western Giant Eland – “Giant Derby Eland.” These magnificent animals can be viewed at Fathala Wildlife Reserve

Visita a la reserva de Fathala – Senegal

Llegamos a primera hora de la mañana, al poco de abrir su puertas. Allí conocimos al que sería el guía de nuestra visita. Tuvimos la suerte de que esta persona (el guía es obligatorio) que nos acompaño durante toda la ruta que hicimos dentro de la reserva hablase español bastante bien. Así que pudimos entendernos y charlar un poco sobre los animales, la reserva y la vida en esa zona de Senegal y un poco sobre religión, ya que nuestro guía era un ferviente católico.

Con el chofer durante nuestro viaje
Con el chofer durante nuestro viaje

La reserva está muy bien cuidada, pero… siempre hay un pero, hay que elegir bien la fecha en la que ir.

Sí, hay que tener en cuenta una cosa, y es que en la temporada de lluvias y al poco de terminar esta, las hierbas que crecen dentro de la reserva tienen una altura de entre 1 y 2 metros, por lo que poder ver animales terrestres que no sean una jirafa se hace un tanto complicado.

Jirafa Fathala Senegal
Jirafa Fathala Senegal

Nosotros fuimos en noviembre. Nos habían avisado y es lo que nos pasó, pudimos ver muy de cerca, incluso bajando del todoterreno, la girafa. También pudimos ver algún antílope tumbado entre la hierba (gracias al guía, por que si tenemos que verlo por nuestra cuenta…), unas hienas y algunos monos y unas abejas o algo así que nos atacaron al pasar con el todoterreno bajo su panal. Fue curioso como el guía en cuanto las vió, nos agarró, nos hizo agacharnos y esperar a que se pasara el zumbido. También vimos algunos pájaros de colores vivos que revoloteaban de un lado a otro, de rama en rama…

Monos Fathala Senegal

Otra cosa muy curiosa eran las jodidas moscas. Esas moscas no se conformaban con molestar, como suelen hacer casi todas las moscas, estas además te chupaban la sangre; menudos picotazos. Al menos después del picotazo no te salia un grano como el de los mosquitos. Lo bueno es que estas moscas solo salían cuando hacia fresco (como cualquier ser vivo con dos dedos de frente). Cuando el calor empezaba a apretar, allí estábamos nosotros, de pié, en la parte trasera de un todoterreno, con el gorro puesto pasando calor, pero ni moscas, ni animales ni na de na…

Nota mental: Sería por eso, que cuando fuimos a Tanzania al Serengueti, saliamos al amancer, y a las 11 estabamos en el hotel bañandonos en la piscina… jejeje.

Además de los animales que campan por allí a sus anchas, tienen también unos cocodrilos, una cebra y algún que otro animalillo que anda por ahí suelto junto a la recepción.

Cocodrilo Fathala SenegalMonos y pájaros Fathala Senegal

El rinoceronte, a pesar de ir al lugar en el que le dan de comer y le vigilan los veterinarios no hubo forma de verlo, llevamos con nosotros un cubo con pienso para intentar atraerlo pero todo el esfuerzo fué en vano, así que dimos por terminada la visita y nos dirigimos de nuevo hacia la salida para continuar nuestro trayecto hacia Gambia.

Anselmo
Informático, Viajero, aficionado a la fotografía, montañero, cervecero... me encanta viajar desde que tengo mis propios ingresos e intento disfrutar de cada minuto libre para practicar mis aficiones, que no son pocas.