Tres visitas interesantes en los Altos Pirineos – De Biarritz a Carcassonne

Tres destinos que visitar en los Altos Pirineos Franceses
Tres destinos que visitar en los Altos Pirineos Franceses

Estas tres visitas interesantes en los Altos Pirineos las hicimos en nuestro itinerario de Biarritz a Carcassonne. No es que sea una gran distancia, apenas 400km, pero si quieres hacer algunas paradas en el camino y aprovechar un día para visitar algunos lugares en el camino (o desviándote un poco) te proponemos estos tres sitios.

De Biarritz a Carcassonne. Tres visitas interesantes en los Altos Pirineos.

Estas son las tres paradas que nosotros hicimos y que os proponemos. Puede que os interesen todas o puede que ninguna, pero lo que si queremos haceros llegar, es que hay vida más allá de las autovías y autopistas. A veces con salir unos kilómetros se encuentran sitios impresionantes.

Habíamos salido de cerca de Biarritz después de desayunar, en torno a las 10:00. Podíamos haber hecho el recorrido Biarritz-Carcassonne sin parar y a las 14:00 hubiésemos estado en nuestro destino, pero optamos por salir de la autopista y desviarnos para hacer unas visitas. En otras ocasiones íbamos con destino a los Alpes Franceses o hacia los Ecrins y no tuvimos tiempo para hacer paradas.

Al fina, tras recorrer el itinerario Biarritz-Carcassonne y hacer las paradas para que el día no fuese un día sólo de carretera, llegamos a Carcassonne en torno a las 8 de la tarde. Una hora ideal para dejar las maletas, disfrutar del atardecer con la ciudadela como fondo y cenar junto al puerto del Canal du Midi de Carcassonne. En to

Grottes de Médous

Río subterraneo de Grottes Medous
Río subterraneo de Grottes Medous

Las Cuevas de Medous se encuentran en la carretera que lleva a los puertos de Aspín y el famoso Tourmalet, muy cerca de Bagères-de-Bigorre.

Las cuevas se dividen en dos partes: una galería inferior denominada “Galería seca” y una superior “Galerie des Merveilles“. A lo largo del recorrido que es de aproximadamente 1km se pueden descubrir diversas formaciones típicas de lugares karsticos.

El recorrido por la cueva termina con los visitantes en una barca recorriendo parte del rio subterraneo que recorre la cueva.

Abadía de Escaladieu

Interior de la Sala Capitular de la Abadia de Escaladieu
Interior de la Sala Capitular de la Abadia de Escaladieu

La Abadía de Escaladieu se encuentra muy próxima al siguiente destino, el castillo de Mauvezin. Es una abadía cisterciense en los Altos Pirineos.

En la abadía se puede visitar donde hace siglos los monjes llevaban su vida monacal. El claustro, la iglésia, la biblioteca, la sala capitular, los jardines, etc.

Esta parada, fue además el lugar en el que comimos lo que llevábamos para el camino; en el amplio parquing que hay al lado de la abadía.

Castillo de Mauvezín

Horca, Cepo y Jaula en el patio del Castillo de Mauvezin
Horca, Cepo y Jaula en el patio del Castillo de Mauvezin

En localidad de Mauvezin, sobre un promontorio, el castillo corona el pueblo. Un castillo restaurado con mucho esmero lo que le ha convertido en uno de los castillos más importantes de la zona.

En su patio se puede ver una buena colección de armas de guerra de la época, la mayoría de ellas a escala.

También se pueden visitar y recorrer el adarve, subir a la torre y visitar las salas de exposiciones que tiene en su interior, donde te explican muchas cosas sobre la lengua occitana.

Otras visitas interesantes en los Altos Pirineos

Las anteriores son las tres paradas que nosotros hicimos en este itinerario, pero hay otros sitios de interés por esta misma zona, como son:

  • Santuario de Lourdes y la localidad de Lourdes
  • Jardín Massey en Tarbes
  • Grutas de Bètharram
  • Gouffre d’Esparros
  • Grutas de Gargas
  • Multitud de rutas de montaña por los valles y las altas montañas en torno al pic du midi.

Otros artículos sobre los Altos Pirineos

Anselmo
Informático, Viajero, aficionado a la fotografía, montañero, cervecero... me encanta viajar desde que tengo mis propios ingresos e intento disfrutar de cada minuto libre para practicar mis aficiones, que no son pocas.