Consejos para viajar barato este verano

Ahorrar en el alojamiento o llevar nuestro propio coche nos permitirán gastar mucho menos

En Internet es posible encontrar auténticas gangas en páginas como Buscounchollo.com

La llegada y expansión del coronavirus, que todavía continúa, ha trastocado los planes de muchas personas y ha afectado a casi todos los aspectos de la vida. Desde las relaciones sociales hasta la economía pasando por el trabajo, todo se ha visto modificado por la pandemia y el confinamiento, sobre todo lo relacionado con la movilidad. Ante la imposibilidad de salir de casa, el mundo pareció pararse y todos los viajes se anularon o pospusieron. Ahora parece que vuelve poco a poco una cierta normalidad, con muchas limitaciones, pero que permite realizar pequeños viajes o escapadas de fin de semana. 

Aunque debido a esta excepcional situación muchas compañías o empresas ofrecen precios más baratos que de costumbre, viajar en verano es siempre más costoso que el resto del año, ya que la mayoría de las personas cogen sus vacaciones en esta época y disfrutar de las visitas con calor es siempre más apetecible. Para que no te quedes sin aventuras y relax en estos meses, aquí van algunos consejos para ahorrar viajando. En Internet podemos encontrar chollos con Buscounchollo.com, donde encontraremos alojamientos muy rebajados incluso en estas fechas.

Primer paso: elige el lugar

Lo primero es lo primero, así que antes de comenzar con las estrategias de ahorro debemos elegir a dónde queremos viajar. Sin duda este primer paso es ya un buen momento para pensar en los precios, ya que dependiendo del destino podremos ahorrar mucho. Este verano puede ser la oportunidad perfecta para conocer lugares increíbles que están más cerca de lo que crees. A veces no es necesario cruzar medio mundo para disfrutar de paisajes de película, atardeceres inolvidables y comida de alta calidad. Por ejemplo, Asturias, Cantabria o Galicia cuentan con costas tanto salvajes como preparadas para el turismo, lo que significa la mezcla perfecta para unas vacaciones. Además, estos destinos intranacionales no son caros.

Duerme barato

El alojamiento es siempre el mayor gasto a la hora de viajar. Para no pagar de más, podemos aprovechar los chollos y ofertas que encontraremos en páginas como Buscounchollo.com. Hay que quitarse de la cabeza que un alojamiento barato es de mala calidad, ya que muchas veces aparecen ofertas increíbles que permiten dormir en un hotel de cuatro estrellas por un precio muy reducido. Para eso es importante estar atentos/as y colocar alertas que nos lleguen al email cuando bajen los precios, al igual que se hace con los billetes de avión.

Ahorra en los transportes

Si vamos a viajar cerca, podemos también viajar despacio y de forma sostenible. En general, el coche o el tren serán más baratos que el avión. Además, lo bueno del coche es que nos permitirá movernos durante las vacaciones, sin necesidad de recurrir a otros medios de transporte que suelen elevar los costes del viaje. 

Otra buena opción es alquilar un coche, pero debemos tener cuidado a la hora de elegir. Lo mejor es utilizar un comparador de precios para asegurarnos de que nos llevamos la mejor opción y con una calidad adecuada.

Planea un mínimo la estancia

No solo se trata de reservar un alojamiento y unos billetes de transporte. Si sabemos a qué ciudades iremos, podemos echar un vistazo a las distintas posibilidades de restaurantes, bares o tours. Si elegimos un establecimiento para comer sobre la marcha, corremos el riesgo de que no sea el mejor en cuanto a calidad precio, por lo que estaremos malgastando dinero. Llevándolo mirado nos ahorraremos tiempo y dinero. Y lo mismo ocurre con museos, tours o visitas a lugares naturales. 

En este momento es bueno mirar estos aspectos con antelación no solo por cuestiones económicas, sino por el coronavirus. A muchos lugares solo se puede acceder previa reserva, y con unas condiciones de seguridad e higiene concretas. Si lo miramos de antemano nos aseguraremos de no perdernos nada.

Aprovecha tus descuentos

Además de los chollos que se pueden encontrar por Internet, existen algunos descuentos que podemos conseguir sin esfuerzo. Por eso, es importante viajar armado con todas las tarjetas que tengamos. Carnet joven, carnet de familia numerosa, carnet de estudiante, de pensionista… todas estas tarjetas nos harán un pequeño descuento, en ocasiones acumulable a otros. Si vamos a coger el tren, es bueno tener en mente que si cogemos ida y vuelta nos harán una rebaja.

No caigas en las trampas para guiris

En todas partes, en todo el mundo, hay locales, servicios o personas que intentarán timarte. Aunque casi siempre es una minoría, es bueno estar alerta para no caer en algunos viejos timos o pagar más de la cuenta. Las probabilidades de que esto ocurra aumentan cuando cambiamos de país, ya que no entendemos el idioma en muchos casos, pero también puede ocurrir aquí. En estos casos no es necesario enfadarse, una sonrisa y un “No, gracias”, es lo mejor que podemos dar en estas circunstancias.