El balneario Szechenyi en invierno – Budapest.

Visitar el balneario Szechenyi en invierno es un placer que debes probar si visitas Budapest. No tengas miedo al frío o a la nieve, no lo vas a notar en absoluto. Bueno si, al salir de una piscina para ir a otra si estas en las exteriores, pero que eso no te quite las ganas.

Disfrutando del balneario Szechenyi en invierno.

Habíamos visitado el parlamento de Budapest a primera hora de la mañana, el monumento de los zapatos y el mercado de las pulgas. Era diciembre y el día más frío del los que pasamos en Budapest durante nuestra estancia de 5 días. Necesitábamos un baño caliente, así que pusimos rumbo a uno de los mayores balnearios de Europa, el Balneario de Szechenyi.

Para llegar hasta el balneario tomamos en el trolebus 74 que pasaba cerca de nuestro apartamento. Antes de meternos en el balneario, dimos un corto paseo por el parque en el que se encuentra el balneario y en el que también está el Castillo Vajdahunyad que alberga el museo y biblioteca de agricultura húngara. Dejamos el castillo de lado y recorrimos el sendero del parque que nos llevó hasta el balneario, no sin antes hacer una parada rápida para comer algo en un pequeño puesto de comida próximo a la entrada del balneario.

Construido 110 años antes de nuestra visita, entre 1909 y 1913, este balneario obtiene el agua caliente desde una profundidad de 1246 metros, agua que alimenta las más de 15 piscinas con las que cuenta, incluidas las tres que hay en el patio exterior del complejo. No miento si digo que nos bañamos en todas y cada una de ellas.

Piscinas Exteriores de Szechenyi – Budapest

Accedimos al balneario por su puerta lateral y adquirimos el pase “Standard”, por un poco más puedes adquirir el “VIP” y tienes tu propio vestuario, pero la prisa y las ganas de meternos al agua caliente no nos dejaron pensar demasiado, y eso que uno de los que venía con nosotros ya había estado y había disfrutado de los privilegios VIP.

Primero estuvimos un rato cogiendo calor en las piscinas interiores, pero en poco menos de 10 min estábamos bajando a toda velocidad las escaleras del patio exterior que llevan a las piscinas al aire libre. La temperatura ambiente era de 1ºC y una nube de vapor de agua cubría las piscinas exteriores en las que estuvimos un buen rato temiendo el momento de salir, que finalmente no es tan traumático.

Volvimos de nuevo al interior, a recorrer las piscinas en las que no habíamos estado metidos. Unas más frías, otras más calientes, en algunas con actividades de gimnasia acuática, otras con burbujas, otras simplemente para sentarse y algunas “incluso” para nadar. En el interior hay también varias saunas de distintos tipos, con aromas, saunas secas… por supuesto las probamos todas.

Disfrutando las piscinas exteriores del Balneario Szechenyi – Budapest | Foto: J.M. Única

Finalmente, y para terminar las más de dos horas y media (puedes estar todo el día si quieres) que estuvimos dentro del complejo, volvimos a salir a las piscinas exteriores; ya había caído la noche, y ese momento tenía un encanto especial con el vapor, la luz de las farolas y la gente en el agua.

Panorámica del Balneario Szechenyi – Budapest – Hungría

Sin duda una de las actividades que recomendamos si visitas Budapest y tienes tiempo para relajarte un buen rato.

Recursos para nuestro viaje a Budapest

Ubicación del Balneario de Szechenyi

Para llegar al Balneario Szechenyi lo más sencillo es tomar la linea M1 de metro, que es además la más antigua de la ciudad y bien merece un viaje aunque solo sea por ver sus estaciones. También se puede llegar en linea 72 de trolebús (la 74 también pero te deja un poco más lejos) y los tranvías 1, 41 y 14.

Ver ubicación

Otros lugares que visitamos en Budapest.

 

Valora este artículo: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, Valoración: 5,00 sobre 5)
Al hacer una valoración se recoge la IP de tu dispositivo
Cargando…

Sobre el Autor

Informático, Viajero, aficionado a la fotografía, montañero, cervecero... me encanta viajar desde que tengo mis propios ingresos e intento disfrutar de cada minuto libre para practicar mis aficiones, que no son pocas.

Artículos Relacionados

UNIRSE A LA DISCUSIÓN

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.