Lagunas de Neila. Burgos - Foto: Wikipedia
Lagunas de Neila. Burgos - Foto: Wikipedia

Turismo natural en las Lagunas de Neila

Las Lagunas de Neila, situadas en la provincia de Burgos, constituyen uno de los entornos naturales de origen glaciar más excepcionales del norte de nuestro país. A medio camino entre los pinares burgaleses y sorianos, y entre la Sierra de la Demanda y los Picos de Urbión, ofrecen al turista un sinfín de posibilidades. Algunas de ellas, el senderismo, el montañismo o el cicloturismo.

Si hay un perfil de visita te que conoce las Lagunas, esos son los amantes del ciclismo que cada año ven finalizar la Vuelta a Burgos y, hace ya algunos años, fue uno de los finales de etapa míticos de la Vuelta a España.

Sin embargo, la denominación del entorno como Parque Natural de las Lagunas Glaciares de Neila atrae a miles de turistas cada año que se acercan para fotografíar una de las mejores postales naturales de Burgos, que es mucho decir. Además, muy cerquita, la declaración del Urbión como Bosque Modelo ha puesto de relieve el alto valor del conjunto paisajístico.

Encontramos en este punto hasta siete lagunas de origen glaciar, todas ellas rodeadas por cotas que se sitúan en los 2.000 metros de altura: La Laguna de los Patos, de las Pardillas, de la Cascada, La Laguna Larga, Laguna Corta, Laguna Negra y la Laguna de la Tejera, la más alejada.

Durante la mayor parte del invierno y de la primera, encontramos cortado el acceso `para automóviles, debido a las intensas heladas y las frecuentes nevadas. Aunque se desaconseja por los rápidos cambios de tiempo, muchos son los amantes del senderismo con raquetas de nieve y la escalada en hielo que se acercan a las lagunas.

Lagunas de Neila – Burgos – Foto: Wikipedia

Un lugar que es obligatorio visitar por su alto valor natural, desde el que podemos divisar buena parte de la provincia de Soria, Burgos e, incluso, los Pirineos, si el día es claro.