Al cementerio de Chauchilla llegamos por casualidad. Nuestra escasa planificación de aquel viaje por Perú nos obligó a esperar más de 4 ó 5. Seguir Leyendo