El 6 y 7 de octubre estuve con mi madre, que hacía años que no veía el mar, en el Parador de Ribadeo (Lugo), que aunque no ocupa un edificio. Seguir Leyendo