Hacía mucho que no íbamos de visita a las Tablas de Daimiel; y puesto que no están excesivamente lejos, optamos por una escapada de un día desde. Seguir Leyendo