Embotellamientos a la entrada a meta, colas para dejar la mochila, una inscripción carísima… Vamos, que si en algún momento se te ha pasado por. Seguir Leyendo