Viajar a Europa y no pasar por Berlín es casi que imperdonable, pues la historia que atesora esta ciudad es incalculable, por eso en tu visita no. Seguir Leyendo