Los carreiros do monte y los carros do Monte son inherentes a Funchal desde hace unos 200 años. Son una tradicíón que ha pasado de ser necesaria. Seguir Leyendo