La ventaja de seguir una senda tan famosa y transitada como la ruta de la plata es que la señalización suele ser muy buena y no tienes que mirar. Seguir Leyendo